¿Formarme en EMDR?

Si usted desea formarse en el uso adecuado de EMDR como herramienta terapéutica, es importante que se asegure de que la organización con la que se capacitará forma parte de EMDR Iberoamérica y respeta todas las pautas establecidas para los programas de Entrenamiento Básico (emdriberoamerica.org).  

Dichas pautas corresponden a acuerdos tomados a nivel mundial, por representantes de todas las organizaciones internacionales en los diferentes continentes (EMDR Global Alliance).  


Criterios mínimos consisten en un proceso de 50 horas de formación (20 horas de curso de Nivel 1; 5 horas de supervisión de casos después de ese curso; 20 horas de curso de Nivel 2 y, finalmente, 5 horas de supervisión de casos después de llevar el curso de Nivel 2). 


Asegúrese además de recibir los contenidos mínimos establecidos, que puede revisar en nuestra sección titulada "Entrenamiento Básico".  Entre los diferentes países puede haber pequeñas variaciones, pero la estructura fundamental deberá conservarse.  


Si usted tiene conocimiento de algún entrenamiento que no cumple con estos criterios, comuníquelo a nuestra organización nacional o a EMDR-IBA.  Si usted recibió un entrenamiento que ahora juzga incompleto a la luz de las pautas mencionadas, es altarmente recomendable que repita su proceso de capacitación.


La organización Mundial de la Salud en sus directrices para la gestión de las condiciones específicamente relacionadas con el estrés en Ginebra (2013) reconoce la TCC (terapia cognitivo conductual) centrada en el trauma y EMDR como las únicas psicoterapias recomendadas para niños, adolescentes y adultos con trastorno de estrés postraumático. 

La American Psychiatric Association (APA) (2004) en su guía de práctica para el tratamiento de pacientes con trastorno por estrés agudo y trastorno de estrés postraumático (2004) determina la terapia EMDR como tratamiento eficaz de trauma.

El Departamento de Asuntos de los Veteranos y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, en su guía de práctica clínica para el manejo de estrés postraumático coloca la terapia EMDR en la categoría "A" como "altamente recomendado" para el tratamiento del trauma.