¿Qué es EMDR?

Terapia de desensibilización y reprocesamiento a través de los movimientos oculares



“ Nuestro trabajo clínico con (...) EMDR nos demuestra que el sufrimiento puede ser transformado no solo en arte, sino también en vida.” (Shapiro, 2004).

EMDR es un abordaje psicoterapéutico innovador, que facilita el desarrollo de los procesos cognitivos, físicos y emocionales necesarios para una respuesta funcional y adaptativa ante eventos difíciles o traumáticos. Esto se logra al integrar la EB (estimulación bilateral) de ambos hemisferios cerebrales mediante la vista, audición o tacto, en protocolos cuidadosamente diseñados, especializados y personalizados.Originalmente diseñado para aliviar los síntomas relacionados con las vivencias traumáticas. Al día de hoy, EMDR se ha convertido en el tratamiento psicoterapéutico más estudiado para el Desorden de Estrés Postraumático, lo que le otorga la mayor evidencia de validación científica en este campo. 

 Su creadora, la Dra. Francine Shapiro, lo define como “una forma de hacer psicoterapia” (Shapiro, EMDR Theory, Research and Practice; 2009, EMDRIA Conference). Por esto, en el presente EMDR cuenta con reconocimiento internacional como tratamiento efectivo para el Trastorno por Estrés Postraumático y todo tipo de síntomas desarrollados por experiencias traumáticas en general. Entre las organizaciones que le otorgan este reconocimiento se encuentran la Asociación Psiquiátrica Americana, la Asociación Psicológica Americana, los Departamentos de Defensa y Asuntos de Veteranos, la Administración de Servicios en Salud Mental y Abuso de Substancias de los Estados Unidos, el Instituto Nacional de Excelencia Clínica de los Estados Unidos, la Asociación Internacional para Estudios en Estrés Traumático, el Departamento de Salud del Reino Unido y el Consejo Nacional Israelí de Salud Mental.

¿Cómo se desarrolló EMDR?

Los inicios de EMDR se remontan a 1987, cuando la Dra. Francine Shapiro descubrió que los movimientos oculares pueden reducir la intensidad de pensamientos perturbadores bajo las circunstancias indicadas. En el año 1989, la Dra. Shapiro publicó su primer estudio “Eficacia del procedimiento de desensibilización en el tratamiento de memorias traumáticas” en la Revista de Estrés Traumático, vol.2 (Efficacy of the eye movement desensitization procedure in the treatment of traumatic memories. Journal of Traumatic Stress, 2), aplicando EMDR como tratamiento para víctimas de violación, de acoso sexual y veteranos de la Guerra de Vietnam. Los resultados de este estudio mostraron una reducción significativa en los síntomas originados por el trauma: “El grupo bajo tratamiento mostró dos cambios notables: disminuyeron los niveles de ansiedad, demostrando un efecto pronunciado de desenbilización, y aumentó notablemente su percepción respecto de cuán ciertas eran sus creencias, lo que indicó una fuerte reestructuración cognitiva” (Shapiro, 2004:10). Para 1990 se había descubierto que la estimulación auditiva y táctil también pueden ser utilizadas. Desde entonces, EMDR se ha desarrollado y evolucionado mediante la contribución de numerosos/as terapeutas e investigadores/as alrededor del mundo. Tanto así, que incluso la Universidad del Norte de Kentucky (Northern Kentucky University) inauguró en el año 2008 una biblioteca virtual para agrupar todas las investigaciones en EMDR alrededor del mundo llamada: The Francine Shapiro Library, bajo la iniciativa de la Dr. Ed. Barbara J. Hensley.

“Francine Shapiro ha hecho una contribución perdurable al campo de la psicoterapia”
Dr. Jeffrey K. Zeig, Director de la Fundación Milton H. Erickson.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

Entre las personas beneficiadas por tratamientos de EMDR alrededor del mundo, encontramos a niños, niñas, adolescentes y población adulta vinculada a todo tipo de abuso y violencia sexual, agresión psicológica, víctimas de asaltos, secuestros, robos, accidentes en general, catástrofes naturales o producidas por el hombre (terrorismo y guerras), por ejemplo. En términos de EMDR, víctimas de traumas de “T” (T mayúscula, donde la vida propia o de otras personas significativas ha estado en peligro). Pero también a personas que han vivido “experiencias perturbadoras de la vida” (Shapiro, 2009), donde no ha existido peligro de muerte, pero sí se ha visto comprometida la integridad emocional (rupturas amorosas, despidos laborales, infidelidad, experiencias de rechazo y similares).

Vivencias como las anteriores pueden dar origen a una serie de síntomas y desórdenes psicológicos. Por esto, además del Trastorno de estrés postraumático (TEP), en la actualidad EMDR ha demostrado efectividad en el tratamiento de todo tipo de síntomas asociados a experiencias traumáticas que no necesariamente lleven a la clasificación de TEP, sino que más bien corresponden a respuestas de estrés de agudo o a trauma complejo. Existen estudios preliminares y numerosos reportes de experiencias de terapeutas certificados/as alrededor del mundo, utilizando EMDR como tratamiento único en algunos casos, o como parte de un plan de tratamiento en conjunto con otras herramientas para el abordaje de:


  • Trastornos afectivos (depresión por ejemplo)
  • Trastornos de ansiedad (ataques de pánico, fobias de todo tipo y trastorno de ansiedad generalizado)
  • Trastornos somatoformes (incluyendo dolor crónico y dolor de miembro fantasma, eccema crónico, problemas gastrointestinales e imagen corporal negativa)
  • Trastornos disociativos
  • Trastornos alimenticios
  • Trastornos de personalidad (personalidad fronteriza o borderline)
  • Trastornos de apego
  • Esquizofrenia
  • duelo complicado
  • Adicciones de todo tipo (drogodependencia, adicción sexual y juego compulsivo, entre otros)
  • Reacciones severas de estrés y desórdenes de adaptación
  • Disfunciones familiares, de pareja y sexuales.
(Shapiro, 2009).

En adición a todo lo anterior, EMDR también es utilizado para mejorar el desempeño o aumentar el rendimiento de ejecutivos/as, artistas y deportistas. O para ayudar a cualquier persona a lograr un mejor desenvolvimiento ante los retos de la vida cotidiana, como presentación de exámenes académicos, hablar en público, manejar relaciones laborales, y semejantes.


¿Cómo funciona?

Shapiro postula que EMDR hace posible el acceso a redes de memorias traumáticas, facilitando que el procesamiento de la información se transmute al construir nuevas asociaciones entre la memoria traumática y memorias o información más adaptativa. Estas nuevas asociaciones dan origen a un procesamiento completo de la información, nuevo aprendizaje, la eliminación del malestar emocional y el desarrollo de insights cognitivos. 


Las redes de memoria contienen pensamientos, imágenes, emociones y sensaciones. El modelo del Procesamiento Adaptativo de la Información hipotetiza que si la información relacionada con la experiencia perturbadora o traumática no es completamente procesada, las percepciones y emociones iniciales, junto con los pensamientos distorsionados, serán registrados tal y como fueron experimentados durante el evento original. Desde su perspectiva, Shapiro señala que estas experiencias inadecuadamente procesadas se convertirán en la base de las reacciones disfuncionales del presente y son, a la vez, la base de muchos desórdenes mentales. Cuando el reprocesamiento toma lugar mediante EMDR, la experiencia es registrada acompañándose de emociones apropiadas, que guiarán a la persona en el futuro.

¿Cómo es un proceso terapéutico de EMDR?

El protocolo convencional de EMDR propone un abordaje de 3 vertientes: pasado, presente y futuro. “EMDR es empleado para: (1) ayudar al cliente a aprender a partir de las experiencias negativas de su pasado, (2) desensibilizar los detonadores actuales que ocasionan una angustia injustificada, y (3) incorporar patrones de conducta positivos para el futuro, que permitan al cliente destacarse individualmente y dentro de su propio sistema interpersonal.” (Shapiro, 2004:2).


Partiendo de la propuesta anterior, el/la terapeuta elabora un plan de tratamiento personalizado para cada cliente, que puede incorporar diversos protocolos de EMDR de acuerdo con las necesidades particulares. El protocolo estándar consta de un proceso que se desarrolla en 8 fases, incluyendo la toma de una historia completa, la preparación del/la cliente, la identificación de los blancos de tratamiento y sus componentes, el procesamiento activo de los aspectos del pasado, presente y futuro, y una constante evaluación y reevaluación.


El procesamiento de cada blanco incluye el uso de estimulación (visual, auditiva o táctil) mientras el/la cliente se concentra en diversos aspectos. Después de cada tanda de estimulación el/la cliente le da a su terapeuta una breve descripción de lo que ha experimentado y, al finalizar la sesión, puede utilizar técnicas previamente aprendidas con su terapeuta, para ayudarle a sentirse en control y empoderado/a. Para cuando el proceso terapéutico de EMDR concluya, las memorias previamente perturbadoras y las situaciones del presente ya no deberían representar un problema y nuevas respuestas saludables deberían ser la norma. (www.emdr.com).


Referencias


Shapiro, Francine (agosto, setiembre 2009). EMDR Theory, Research and Practice. Ponencia presentada en EMDRIA Conference. Looking back, Moving forward. EMDR 20 th Anniversary. Atlanta, Georgia. EEUU.
Shapiro, Francine (2004). EMDR Eye Movement Desensitization and Reprocessing. Desensibilización y reprocesamiento por medio de movimiento ocular. Editorial PAX, México.
EMDR Institute Basic Training (2008). Summer-Fall Schedule. California, EEUU.
EMDR International Association EMDRIA (2005). What is EMDR? Texas, EEUU.

EMDR Institute. Most common questions (febrero, 2010). Disponible en: HYPERLINK "http://www.emdr.com/q&a.htm#q30" http://www.emdr.com/q&a.htm#q30.
FILOSOFÍA de EMDR
Los seres humanos son capaces, bajo condiciones apropiadas, de moverse naturalmente hacia una mayor salud e integración.